Algunos de los pintores de acuarelas más influyentes

La pintura con acuarela es una de las formas de hacer arte más económica. La mayor parte de las personas han probado este tipo de arte, ya sea en el colegio de pequeños, o más adelante como adultos en algún taller de arte.

No obstante, a pesar de que para la mayoría de las personas sea familiar, éstos desconocen la historia de este tipo de arte, ni tampoco los principales artistas que han destacado en la historia.

Las raíces de este tipo de arte, de igual manera que el arte textil, es en la Europa paleolítica. Sin embargo, fue recién en la Edad Media cuando se popularizó y se desarrolló más plenamente.

Mediante el uso de pigmentos de colores brillantes, los pintores realizaban ilustraciones de diversas escenas y de elementos decorativos para los libros que en dichos tiempos eran escritos a mano. Este tipo de trabajo no eran para cualquiera.

Habitualmente se necesitaban unos cuatro artistas para crear tan solo un manuscrito iluminado. Este tipo de obra fueron a menudo de carácter religiosas y quedaron confinadas en monasterios.

Hoy presentamos algunos de los pintores de acuarelas más importantes de la historia.

Charles Demuth creció artísticamente durante el modernismo, y sus encuentros con el cubismo fueron una gran influencia para sus acuarelas. Este amor por las líneas afiladas y las formas geométricas lo convirtió en miembro fundador del Movimiento Precisión; Sus elementos estructurados se combinaron con lavados difusos, fusionando orden y caos.

Por otro lado, las obras de Reginald Marsh se han convertido en sinónimo de la ciudad de Nueva York. Durante los años treinta y cuarenta, hizo una crónica de la vida cotidiana de la bulliciosa metrópoli;

esto incluía áreas en la periferia como salones de burlescos y Coney Island. Con tales habilidades de observación, su trabajo era perfecto para el periodismo, y trabajó para The Daily News.

El artista estadounidense Andrew Wyeth es hijo de un conocido ilustrador, N.C.Wyeth. Gracias a la guía de su padre, Andrew dominó la acuarela a una edad temprana. A los 20 años, tuvo su primera exposición individual completamente de acuarelas. (El espectáculo se agotó.)

A medida que su carrera continuó creciendo, Andrew expandió sus técnicas, pero igual continuó creando acuarelas inspiradas en sus paseos solitarios en su ciudad natal de Chadds Ford, Pennsylvania, así como en Cushing, Maine.

Edward Hopper es conocido por sus pinturas al óleo como los icónicos Nighthawks, pero el artista también era experto en acuarelas. En ambos medios, el enfoque de Hopper era el mismo; La experiencia estadounidense vista a través de paisajes.

Finalmente, William Blake es considerado uno de los mejores poetas del idioma inglés, pero su arte también es notable. Con el tiempo, perfeccionó su técnica de “fresco”, que es básicamente la impresión de monotipos;

Primero pintó un diseño sobre una superficie plana (como una placa de cobre) y luego lo aplicó al papel. Los diseños se terminaron individualmente en tinta y acuarela, asegurando que cada imagen fuera única. (pincha acá)