Los 4 pintores de acuarelas más famosos de la historia

¿Conoces los pintores más famosos de acuarelas de la historia? En este artículo te los compartiremos.

El holandés Vincent Van Gogh fue un artista cuyo trabajo es una de las influencias formativas del arte del siglo XX y cuya vida de sufrimiento se ha vuelto legendaria. Hijo de un cura holandés, fue empleado por una firma de comerciantes de arte en La Haya, Londres y París.

Luego se convirtió en maestro de escuela en Gran Bretaña, misionero de los mineros en el Borinage, Bélgica, y finalmente, en 1880, artista. En 1886 dejó Holanda para ir a París, donde vivió con su hermano Theo, uno de los pocos comerciantes de arte que alentó a artistas como Bernard, Degas, Gauguin, Seurat y Toulouse-Lautrec.

Impresionado por el trabajo y las personalidades de estos pintores progresistas, Van Gogh concibió la idea de fundar un “Estudio del Sur” en Arles como una comunidad de trabajo para artistas progresistas.

Él mismo fue a Arles a principios de 1888, pero el único otro pintor al que convenció para unirse a él fue Gauguin, quien lo visitó a fines de 1888.
Vincent van Gogh sufrió terribles episodios de depresión y dudas durante su vida. El 27 de julio de 1890 Vincent Van Gogh se disparó y falleció a los dos días.

Otro destacado pintor de acuarelas fue el estadounidense Frank Webb, quien era de Edgewood, Pennsylvania. Webb estudió en el Instituto de Arte de Pittsburgh. En su carrera recibió más de 90 premios importantes, incluida una beca Dolphin Fellowship de la American Water Society.

Un destacado autor de instrucción artística, Frank’s Webb on Watercolour (North Light Books) es un excelente libro de referencia para artistas de la acuarela. Desde 1980, Webb ha realizado talleres en todo Estados Unidos y en todo el mundo.

Webb ha sido invitado para exponer sus trabajos en México, Escocia, Inglaterra, Canadá, Australia y la República de China. El Sr. Webb es un jurado frecuente y popular para exposiciones nacionales y regionales.
Otro de los mejores artistas fue Joseph Mallord William Turner.

Si bien Turner aprendió mucho sobre la luz, la atmósfera y los reflejos del agua de personas como Claude Lorrain y otros pintores marinos holandeses, en su caso prefirió darle más importancia al papel de la luz, el color y la clave de color en la pintura.

Una de sus principales preocupaciones eran los efectos románticos generales logrados a través de la luz y el color. Los trabajos posteriores de Turner presagian a los impresionistas que lo siguieron.

Por último, James A. McNeill Whistler fue otro artista estadounidense destacado. Si bien fue autor de una de las obras más icónicas de la pintura estadounidense (“Arrangement in Grey and Black”, más conocida como “La madre de Whistler”), irónicamente, abandonó los Estados Unidos a los 21 años para nunca más volver. Whistler vivió como expatriado, alternando entre Londres y París dependiendo del clima artístico local en ese momento.

Abrasivo y, sin embargo, extremadamente talentoso, se destaca como una figura aislada en la historia del arte, nunca asociado directamente con un estilo o escuela de pintura específicos. Como resultado, el trabajo de Whistler en los tiempos modernos rara vez recibió la atención que merece.