¿Cuáles son los beneficios de tener una tienda en línea para su negocio?

Con el aumento constante de tiendas y sitios web en línea, el comercio electrónico se ha convertido en una forma indispensable de hacer crecer su negocio a un nivel superior.

El comercio electrónico ofrece la posibilidad de que los minoristas lleguen a sus clientes sin tener que abrir una tienda física. Sin embargo, el mercado online no es para todas las empresas y el nivel de competencia es muy alto, especialmente porque ya hay plataformas gigantes como Amazon y eBay que han estado dominando durante años.

Es importante hacer un análisis del negocio (o plan de negocios) para ver si vender en línea podría funcionar para ti y, en última instancia, determinar si los beneficios de vender en línea son mayores que la alternativa. Veamos algunos de los beneficios de abrir una tienda en línea para tu negocio.

Costo más bajo: En general, cuesta menos configurar y ejecutar una tienda online que una tienda física, aunque es importante reconocer que hacer que el comercio electrónico funcione requiere una inversión continua.

La diferencia en el costo puede reducirse a miles y miles de dólares gastados en alquiler, gastos de servicios públicos, impuestos a la propiedad, seguros, etc. Además de estos gastos, generalmente el dueño de una tienda física tendrá que contratar muchos más empleados que para un comercio electrónico.

Mayor alcance a clientes: una tienda online permite que los minoristas aumenten sus ventas más rápidamente que una tienda física, ya que una tienda online puede estar “abierta” las 24 horas del día, todos los días del año. Vender en línea también permite a los minoristas exhibir su mercancía en cualquier parte del mundo sin gastos adicionales.

Mayor flexibilidad: Una tienda en línea se puede actualizar al instante y con la frecuencia que desees, por ejemplo, para promocionar una “oferta del día” en tu página principal, sin la necesidad de costosos materiales impresos. Tomemos, por ejemplo, cambiar el precio de un producto; con una tienda de comercio electrónico, los precios se pueden cambiar en el back-end simplemente cambiando el campo de precios de los productos.

Tampoco existen limitaciones de espacio con una tienda en línea para que puedas mostrar y vender tantos productos como desee, e incluso los productos no estacionales podrían estar disponibles en cualquier momento.
Resultados medidos a través del marketing en línea:

Los dueños de negocios están descubriendo que pueden llegar a más y más clientes calificados con una mejor orientación, mejorando así las posibilidades de promociones en línea y reduciendo sus costos de marketing.

Con la mejora del perfil del cliente, la oportunidad de orientar productos y servicios a grupos específicos basados en datos de compra es mucho más fácil con buenos análisis integrados en tu sitio web.

Además, con la inversión en optimización de motores de búsqueda (SEM), una tienda en línea se vuelve más accesible para los clientes que buscan sus productos.

No hay duda de que vender en línea puede aportar muchos beneficios adicionales a ciertas empresas. Es responsabilidad del propietario del negocio informarse, evaluar la situación, trabajar con un profesional y tomar las medidas necesarias para alcanzar los objetivos de su negocio.